La hora de la nube en la administración local

La variedad de instrumentos y tecnologías de lo que se ha denominado como “administración electrónica”, han evolucionado de forma vertiginosa en los últimos años. Si bien se comenzaron utilizando de forma tímida en sus orígenes, debido al alto coste de las inversiones y a la gestión del cambio precisa para su implantación, la puesta en marcha de la Ley 11/2007, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, supuso un espaldarazo enérgico y firme a este nuevo paradigma. Actualmente y ya a escala mundial, se utilizan de una forma sin precedentes, y muy particularmente como un medio para apoyar políticas que mitiguen y hagan frente a los efectos de la crisis económica mundial.

La Unión Europea considera como Administración Electrónica “el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en las Administraciones Públicas, combinado con cambios organizativos y nuevas aptitudes, con el fin de mejorar los servicios públicos y los procesos democráticos y reforzar el apoyo a las políticas públicas”.

2º Imagen del artículo - la hora de la nube con marco blanco

En este sentido amplio la administración electrónica se configura como una verdadera oportunidad en el ámbito público, y desempeñará un papel relevante en la mejora de la transparencia como medida de respuesta a la crisis, brindando servicios,información y apoyo a ciudadanos, empresas y empleados públicos, y fomentando la retroalimentación constante entre todos ellos.

Si bien España está bien posicionada en el Ránking mundial de administración electrónica elaborado por la ONU (por delante de países como Alemania, Francia o Suecia), la asignatura pendiente de nuestro país continúa siendo la administración pública local. Por su dimensión, por su falta de financiación y por otros motivos menos razonables, su adaptación a la ley antes citada se prolonga sine die.

Dado que para las administraciones locales las infraestructuras tecnológicas son un medio para alcanzar su verdadero fin, que no es otro que prestar un servicio de calidad al ciudadano, la tendencia indica que los modelos de implantación basados en Centros de Procesamiento de Datos irán desapareciendo paulatinamente, e irán siendo sustituidos por servicios ofrecidos en modalidades SAAS (Software As A Service – Software como Servicio). Dada la coyuntura económica y social actual, y puesta en relación con las ventajas de este modelo en cuanto a escalabilidad, reducción de costes, flexibilidad, adaptabilidad, ahorro energético…etc podemos afirmar que ha llegado el momento de la nube en la administración local.

Los proveedores de tecnología podemos y debemoshacer lo posible por difundir las ventajas de estas tecnologías entre los centros de decisión públicos, así como desempeñar un papel importante en la coprovisión de servicios de naturaleza pública mediante la implementación de tecnologías creativas e innovadoras como las de computación en la nube.

Ricardo Tavío Gallo

Socio de eCivilis